4 acciones sencillas para mejorar tus ventas

 

Nunca sabemos dónde surgirá un nuevo cliente, por eso hemos de estar preparados para aprovechar las oportunidades que nos ofrece el día a día. Quizá el nuevo encargo provenga de los padres de un amigo de tu hijo, del amigo o familiar de un amigo, etc.

En este post te propongo cuatro acciones sencillas para dar a conocer tu trabajo y captar nuevos clientes. Además te mostraré cómo aplicarlas en un caso practico.

 

PROMOCIONA TU TRABAJO

 

Veamos lo que puedes hacer para dar a conocer tu trabajo de una manera sencilla:

 

Infografia: 4 acciones sencillas para mejorar las ventas

 

 

1. Resume en una o dos frases a que te dedicas y qué tipo de productos creas.

 

Esta será tu carta de presentación cuando alguien te pregunte a que te dedicas. Si a la persona le interesa, te preguntará más cosas sobre ello y tú podrás explicárselo con mayor profundidad.

Por ejemplo, en mi caso digo que me dedico al “Marketing digital para productos hechos a mano”. Algunas personas pasan y no preguntan nada, pero a otras les pica la curiosidad y yo aprovecho para explayarme. Como tampoco se trata de ser pesada, suelo estar atenta al lenguaje no verbal para saber cuando cortar .

 

 

2. Tarjetas de presentación.

 

Otra buena practica es llevar encima tarjetas de presentación con tu nombre, email, teléfono, web-blog, etc. En la tarjeta pon los datos básicos, aquellos que les permita a la persona contactar contigo, porque demasiada información puede abrumar y porque además todo no cabe en la tarjeta .

Las tarjetas son fáciles de llevar, guardar e intercambiar y además son baratas y muy personalizables. Como ves todo son ventajas.

Con las tarjetas de presentación facilitas que la persona que acabas de conocer te pueda contactar en un futuro para realizarte una compra o que le de tu tarjeta a alguien de su entorno al que le pueda interesar tu trabajo. Nunca se sabe de donde vendrá el siguiente encargo.

 

 

3. Llevar una muestra de tu trabajo.

 

Otra buena idea es llevar encima una muestra de tu trabajo (si se puede), ya que nunca se sabe dónde puedes conocer a tu próximo cliente.

Con productos pequeños, como broches, agendas, pañuelos, etc., es más fácil. ¡Que mejor manera de captar la atención de un potencial cliente que llevando puestos las pulseras y pendientes que vendes!

Si, por el contrario, tu producto es demasiado grande para llevarlo encima, puedes sacarle fotos con el móvil y así enseñarlas cuando alguien te pregunte. Ya sabes que una imagen vale más que mil palabras.

 

 

4. Céntrate en los beneficios que aporta tu producto al cliente.

 

Uno de los errores más comunes a la hora de describir nuestros productos es centrarnos exclusivamente en sus características técnicas, en vez de recalcar los beneficios y las soluciones que aportan dichos productos a la vida del cliente.

Por ejemplo, si vendes jabones artesanos puedes centrar tu mensaje en el bienestar y placer que va a sentir la persona al usarlos. O si vendes broches puedes hacer hincapié en lo elegante y moderna que lucirá con ellos.

 

 

CASO PRACTICO

 

Ahora vamos a ver con un caso práctico las cuatro acciones que te he planteado antes. Vamos a utilizar el caso de una artesana que se dedica al sector de los juguetes infantiles.

Marta crea juguetes para niños. Cuando conoce o le presentan a una persona nueva y le pregunta a que se dedica, ella le dice: “Creo juguetes hechos a mano que fomentan la creatividad e imaginación de los más pequeños”.

Además Marta siempre lleva encima tarjetas de presentación donde aparece su nombre, a que se dedica (crear juguetes), numero de teléfono, email y sitio web.

Cuando va al colegio a recoger a sus hijos, junto a la merienda lleva algún juguete hecho por ella. Esto le sirve, por un lado, para que sus hijos jueguen mientras meriendan y, por otro lado, para enseñárselo a otros padres y abuelos como muestra de su trabajo.

Por último, a la hora de describir sus productos Marta hace hincapié en la capacidad que tienen para fomentar la creatividad e imaginación de los niños y en que son seguros (aspecto que preocupa mucho a los padres).

 

 

¿Te ha parecido útil este post? ¿Qué otras acciones añadirías tú?

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *