Crea una estrategia de contenidos en 6 pasos

 

Hoy en día, sobre todo si tienes un negocio, es imprescindible crear y compartir contenidos que aporten valor y gusten a tus clientes y seguidores. Además para conseguir que tengan éxito es necesario que sea algo frecuente, por lo que la planificación te ayudará a ser más efectivo y controlar mejor el tiempo que inviertes en ello.

En este post vamos a ver qué beneficios te aporta una buena estrategia de contenidos y qué etapas son necesarias para llevarla a cabo.

 

Crea tu estrategia de contenidos en 6 pasos - AMC Webmarketing

 

 

 
 

BENEFICIOS

 

Una buena estrategia de contenidos te ayudará a:

  • Planificar la creación, publicación y gestión de los contenidos que compartes con los clientes y seguidores de tu marca.
  • Fidelizar clientes.
  • Captar nuevos clientes.
  • Ser más productivo y gestionar mejor tu tiempo.
  • Atraer más trafico a tu tienda online.
  • Mejorar tu posicionamiento en buscadores (SEO).

Como ves tiene muchas ventajas, que te ayudarán a ganar visibilidad y a vender más.

 

 

CREANDO LA ESTRATEGIA DE CONTENIDOS

 

El proceso para la creación de una estrategia de contenidos se puede dividir en 6 fases:

  1. Conocer a tu audiencia.
  2. Identificar los intereses de tus clientes.
  3. Establecer los objetivos que quieres lograr.
  4. Planificar.
  5. Crear los contenidos.
  6. Publicar y difundir los contenidos.

 

Infografia: Fases para crear una estrategia de contenidos - AMC Webmarketing

 

 

Veamos cada una de estas etapas.

 

 

1ª CONOCER A TU AUDIENCIA

 

Lo primero que hay que tener claro es a quién te diriges. Para ello es necesario estudiar a tu cliente para llegar a conocerle profundamente y saber lo que le gusta, cómo se comporta, que necesidades tiene, etc.

Piensa en tu cliente ideal y apunta en un papel:

  • la edad que tiene.
  • dónde vive.
  • si es hombre o mujer.
  • solter@ o casad@.
  • que intereses y aficiones tiene.
  • en que redes sociales está y a que hora se suele conectar.
  • etc.

Le puedes dar un nombre propio para ayudarte a visualizarlo. De esta manera creas el perfil de tu cliente, lo que te ayudará a ponerte en su lugar y te facilitará generar contenidos que se adapten a sus gustos y necesidades.

Si tienes más de un tipo de cliente puedes crear más perfiles. Vete poco a poco, no crees un montón de perfiles de una sola vez, porque probablemente te dispersarás y agobiarás. Para empezar céntrate en cómo son tus clientes mayoritarios.

 

 

2ª IDENTIFICAR LOS INTERESES DE TUS CLIENTES

 

Una vez realizados los perfiles de tus clientes, es necesario ponerse en su lugar para intentar averiguar que les gusta y qué necesitan.

Conocer sus gustos y necesidades te ayudará a crear contenidos que les interesen, entretengan o resuelvan sus dudas.

Además también te ayudará a saber en que tono y a través de que canales hacerle llegar tu mensaje. No es lo mismo dirigirte a un compañero de profesión que a una persona ajena a tu campo, por lo que el lenguaje y vocabulario que emplees no podrá ser el mismo. Como tampoco lo será la forma de llegar a cada uno de ellos: redes sociales, foros, blog, etc.

 

 

3ª OBJETIVOS QUE QUIERES ALCANZAR

 

En cualquier estrategia es necesario establecer unos objetivos que nos permitan focalizarnos y saber qué es lo que queremos lograr. No es lo mismo centrarse en el lanzamiento de un nuevo producto, que mejorar el seo, generar más trafico a tu web o mejorar la reputación online de tu marca.

Los objetivos deben ser medibles y alcanzables. Establece unos indicadores y utiliza herramientas como Google Analytics para medir si estás logrando los objetivos que te has marcado.

 

 

4ª PLANIFICACION

 

Llega el momento de la planificación para saber qué contenidos vamos a crear, cuándo los vamos a publicar y en qué canales. La planificación nos ayuda a enfocarnos para no dispersarnos, y así ser más productivos y gestionar mejor nuestro tiempo.

La planificación puede ser a 3 meses, 6 meses o un año. Tú decides, según lo que mejor se adapte a ti y a tu negocio.

Lo primero que haremos será realizar una tormenta de ideas sobre los contenidos que pueden gustar a nuestra audiencia. Se trata de apuntar todas las ideas que se nos ocurran por muy disparatadas que nos puedan parecer.

Dejamos un tiempo de reposo (puedes dejarlo 24 horas) y leemos lo que hemos apuntado durante la tormenta de ideas. A continuación tachamos aquellas ideas que no nos parezcan útiles.

Una vez decidido que temas vamos a crear, procederemos a pensar cuándo los vamos a publicar y en que canales (blog o redes sociales). Para ello utilizaremos un calendario, que puede ser digital o en papel, lo que te parezca más cómodo. En este calendario apuntaremos cuándo vamos a publicar, qué vamos a publicar y a través de qué canal. Con todo ésto ya tenemos nuestro calendario editorial.

El calendario editorial te permite saber con antelación y de forma rápida para cuando tienen que estar listos los contenidos. Esto te ayudará a centrarte y ser mas productivo, ya que evitas dispersarte y agobiarte.

También es recomendable apuntar en el calendario editorial la fecha de lanzamiento de un nuevo producto, curso, evento o servicio. Esto te ayudará a planificar los contenidos que vas a publicar el mes anterior al lanzamiento. Si el mes antes publicas contenidos relacionados con el nuevo producto o servicio, preparas al cliente y haces que esté más receptivo.

El calendario editorial no es algo rígido, sino que se puede modificar cuando sea necesario, incorporando nuevos contenidos o modificando los ya incluidos.

 

 

5ª CREACION DE LOS CONTENIDOS

 

A mi esta es la fase que más me gusta y con la que más disfruto.

Sabiendo ya el tema sobre el que vamos a tratar, es momento de investigar y recopilar la información que vamos a utilizar. Se trata de utilizar todas las fuentes de información que estén a tu alcance: blogs, webs, redes sociales, buscadores web, experiencia personal…

Una vez tenemos recopilados todos los datos, estructuramos la información en apartados y la damos forma.

De un mismo tema podemos obtener varios formatos. Por ejemplo, partiendo del contenido de un post para el blog puedes crear una infografia a modo de resumen. Esto lo hago yo en mi blog. Tambien puedes crear un video o audio que complemente el tema.

Lo bueno de tener varios formatos es que mejora el posicionamiento en buscadores web, porque el contenido aparecerá en varios sitios.

Además las imagenes y videos funcionan mejor en las redes sociales, ya que llaman mas la atencion y se comparten mas veces.

Una vez elaborados los contenidos es recomendable dejar pasar entre 24 y 48 horas antes de revisarlos. La revisión se centra sobre todo en la gramatica y ortografia de los textos. Tras la revisión ya estarán listos para ser publicados.

 

 

6ª PUBLICAR Y DIFUNDIR

 

Llegamos al final del proceso.

Una vez creado y revisado el contenido llega el momento de publicar siguiendo lo establecido en tu calendario editorial.

Tan importante como publicar es difundir los contenidos a través de distintos canales. No se trata de repetir los mismos contenidos en redes sociales un montón de veces seguidas, sino de intercalar distintos contenidos y publicar distintos días a distintas horas.

Aprovecha la difusión de los contenidos para interaccionar con tus seguidores y clientes, así como para responder a sus dudas y comentarios.

 

 

Espero que este post te haya resultado útil. Puedes dejarme tu comentario y sugerencias aquí debajo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *